Compartir

James Dolan, el dueño de la franquicia más valiosa del mundo, según Forbes, comenzó a recibir amenazas a través de correos electrónicos y en Twitter. El dueño de los New York Knicks y de los New York Rangers de la NHL, denunció estas amenazas ante la policía y, gracias a la ayuda del director de seguridad del Madison Square Garden y de la Policía, el autor fue detenido.

Se trata de Jhon Giamella, un adolescente de 19 años del barrio de New York Staten Island. En los mensajes, el joven escribía: “James Dolan, es hora de morir” y “Muerte a James Dolan”. Amenazas que pusieron a la policía en alerta. Los mensajes iban acompañados de fotos de Giamella posando desnudo sosteniendo un arma o colocando objetos cortantes en su cuello.