Compartir

El FC Barcelona ha ganado en el Fernando Buesa Arena al Laboral Kutxa (68-80) en una victoria que les hace cerrar la primera vuelta de este 'Top 16' de forma inmaculada, con siete victorias en sendos partidos, y les acerca a los 'play-offs' mientras que los baskonistas se hunden más en el fondo del grupo y deberán jugar prácticamente una final en cada una de las jornadas por disputar.

Y es que si el Barça repitiera este partido ante un rival más
acertado, con el poderío reboteador del Baskonia esta noche, seguramente
hubiera perdido. Por contra, ha ganado para poner su 7-0 particular y
mantener intacta su imbatibilidad, en una noche en que Ante Tomic fue el
valedor de Pascual en pista y el jugador que les mantuvo arriba
pese al
pésimo 14-6 del segundo cuarto.

Este bajón en los catalanes llegó pronto, para su suerte, y les
dejó recuperarse a base de trabajo. No hubo demasiado acierto pero sí
intensidad, salvo esos minutos, y ello les llevó a un triunfo
importantísimo de cara a seguir aspirando a un liderato en un grupo
complicado, sin duda el más fuerte en este 'Top 16'. Esta mentalidad les
llevó a recuperar más balones y perder menos, un factor clave.

El flamante nuevo fichaje baskonista, el ex 'All-star' de la NBA Lamar Odom, contempló el partido desde el Buesa Arena y pudo comprobar
cuán importante es su llegada para el resurgir de un equipo que tiene
buenos jugadores, pero cero confianza. Si Scariolo apeló a ella en la
previa, no le salió la jugada y cada vez que el Barça cogía ventaja,
llegó a tener hasta un+14 en el tercer y también último cuarto, se
venían abajo.

Los únicos inspirados en los locales fueron Fernando San Emeterio y
Tibor Pleiss
, que no perdieron el norte del partido aunque se quedaron
solo para hacer frente a una batería blaugrana que una vez más fue
superior y demostró estar consolidándose como grupo, en el momento en
que se encara la parte importante de la temporada, en que se jugarán
esta Euroliga y la Liga Endesa.

Además,los pocos intentos de reengancharse en el partido por
parte del Laboral Kutxa eran cortados por apariciones puntuales de
Oleson o Navarro, siendo secundando a un Tomic que fue de largo el mejor
de los blaugranas con 24 puntos (máximo de la temporada) y 9 rebotes
.
También destacó Huertas, con cuatro triples anotados de ocho intentos,
siendo el mejor en este apartado. Papanikolaou no pudo acabar el
encuentro por un golpe fortuito.

Con este resultado, claramente el Barça coge confianza y aire de
cara a la segunda vuelta, mientras que el Baskonia se queda
prácticamente sin margen de error y deberá mejorar mucho, sobre todo en
el Buesa Arena, si quiere aspirar a ser uno de los cuatro equipos
agraciados con un billete para los cuartos de final de la competición.