Compartir

Por lo tanto, es lógico pensar que los equipos italianos y españoles parten como favoritos para ganar la Copa de Europa en 2014, para que se repita el desenlace sucedido en los últimos 32 años. Aunque en esta edición tan sólo sobreviven en octavos de final cuatro representantes de la Europa latina: Milan, Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid. Y, para colmo, dos de ellos -el Milan y el Atlético) se enfrentan directamente. Por lo que como máximo solo avanzarán tres de ellos a cuartos de final.

Esa unión entre los Mundiales y los campeones de Europa con sangre latina arranca en 1986 con el Steaua de Bucarest. El conjunto rumano se impuso contra todo pronóstico al Barcelona de Terry Venables. Cuatro años más tarde, en 1990, dos representantes del fútbol latino se vieron las caras en Viena: el Milan y Benfica. Un solitario tanto de Frank Rijkaard hizo campeón de nuevo a los italianos. En 1994 Milan y Barcelona se citaron en Atenas con otro duelo del fútbol latino que volvieron a ganar los rossoneri.

En 1998, continuó la dinámica de ganadores latinos, aunque cambiando la nacionalidad. A partir de esa edición, los campeones fueron españoles. Fue en el que el Real Madrid iba a ganar por fin la deseada séptima Copa de
Europa tras muchos años de espera.
El Real Madrid repitió en 2002 con aquel inolvidable gol de Zidane ante el Bayer Leverkusen. En 2006 le llegaría el turno a otro equipo español, el Barcelona, quien vencería al Arsenal en la final de París. El último precedente se produjo en 2010, con la victoria del Inter de Milán frente al Bayern de Munich.

Palmarés en años de Mundial:

1986: Steaua de Bucarest (Rumania)

1990: Milan (Italia)

1994: Milan (Italia)

1998: Real Madrid (España)

2002: Real Madrid (España)

2006: Barcelona (España)

2010: Inter de Milán (Italia)

2014: ¿?