Compartir

El ganador de cinco medallas de oro para su país fue detenido por la policía y no acudió por voluntad propia al hospital para ser atendido. Los motivos de la detención no fueron detallados pero, según la cadena local ABC, Thorpe se encontraba aturdido y desorientado.

La policía australiana precisó que no se ha presentado ninguna queja oficial contra Thorpe y no se prevén otras acciones contra él, agregó la fuente.

La semana pasada los medios australianos informaron de que Thorpe había ingresado en un hospital privado de Sydney para tratarse de problemas de depresión y abuso de alcohol, pero su representante lo negó diciendo de que se trataba de una operación de hombro.

Tras sus éxitos en los Juegos de Sydney 2000 y Atenas 2004, Thorpe regresó a las piscinas en 2011 después de estar retirado de la competición desde noviembre del 2006. El nadador, uno de los australianos más laureados en el mundo del deporte, intentó participar en los Juegos de Londres 2012, pero falló en sus intentos de clasificación.

Thorpe, quien retornó a Sydney para pasar las fiestas navideñas con sus padres tras residir 18 meses en Suiza, ya había sufrido depresiones y alcoholismo como él mismo reconoció en su biografía publicada hace dos años.