Compartir

El australiano Ian Thorpe, pentacampeón olímpico de natación, fue internado el miércoles en una clínica de Sídney por depresión y abuso del alcohol, según publica el diario Sydney Daily Telegraph. Según el periódico, Thorpe se había lesionado como consecuencia de una caída a comienzos de esta semana, tras lo que su familia pidió ayuda al cuerpo médico que decidió hospitalizarlo a causa de un proceso depresivo y abuso en la ingestión de alcohol.

Se da la circunstancia de que el nadador, de 31 años de edad, es uno de los deportistas más célebres de la especialidad y de Australia, un país en el que los nadadores se convierten en mitos dado que es una especialidad deportiva de gran éxito entre lso 'aussies'. Thorpe se ha visto obligado a luchar para adaptarse a su nueva vida tras la desilusión que le significó no haber podido clasificarse para los últimos Juegos Olímpicos, los de Londres 2012.

“Sí, es algo serio, pero no hay gran cosa que pueda o quiera añadir”, declaró al Sydney Daily Telegraph el periodista Alan Jones, uno de los colaboradores más cercanos de Thorpe, con quien habló recientemente. “Ian es una persona formidable, pero tiene dificultades para encarar sus problemas”, agregó Jones.

Thorpe había abandonado la natación en 2006 por falta de motivación, pero la retomó en 2011 con la ilusión de competir en la cita olímpica londinense. En una autobiografía publicada en 2012 mencionó sus problemas depresivos y de alcoholismo. Asimismo, durante mucho tiempo hubo rumores sobre su orientación sexual, tras lo que negó que fuera gay.

El nadador, máximo exponente de su deporte en Australia, acaparó cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 y obtuvo una quinta en Atenas 2004, éxitos atribuidos al excesivo tamaño de sus pies y manos.