Compartir

Aunque Iker Casillas hace lo propio en la Copa y la Champions, donde también ha logrado mantener la portería a cero, sobre todo en el torneo del caos, su compañero y siempre discutido, Diego López, también ha querido aportar su granito de arena a la causa, a la par que le pone las cosas un poco más difícil al de Móstoles para regresar a la titularidad en la Liga.

Ya sea por la mejora en el aspecto defensivo o bien por el increíble momento de forma del portero gallego, parece que no hay duda que en estos momentos el arco del Real Madrid está muy bien protegido, y aunque a muchos les pese, Diego López es a día de hoy el meta titular para Carlo Ancelotti y mientras siga manteniendo este excelente nivel de forma, parece muy complicado que el técnico italiano decida prescindir de él.

El debate sobre la portería del Real Madrid parece haber beneficiado sin querer al propio equipo blanco, que cuenta con una pelea interna entre los dos grandes arqueros, que quieren demostrar partido a partido su enorme talento, y esa sana competitividad hace que el conjunto de Ancelotti sea un auténtico cerrojo en 2014 y ya sume 7 partidos dejando a cero el marcado rival, cifra que iguala su mejor racha de partidos sin encajar un gol, conseguida en la temporada 1994-95.