sábado, 8 agosto 2020 4:29

Pepe Mel debuta en la Premier con un empate ante el Everton de 'Bob' Martínez

Pepe Mel tenía por cumplir uno de sus principales sueños: entrenar a un equipo de la Premier. Su sorprendente marcha del Betis- que ha quedado en evidencia con la llegada de Juan Carlos Garrido al club del Villamarín- le ha abierto las puertas de un club humilde de la Liga Inglesa: el West Bromwich Albion.

Ayer, ante su público, en el estadio The Hawthorns Mel logró arañar un punto de una complicada visita: la del Everton del también español Roberto Martínez. No se cumplió aquello de 'a entrenador nuevo, victoria segura' pero seguro que el técnico madrileño está contento con la reacción de su equipo. 

Una reacción a tiempo ya que el belga Kevin Mirallas adelantó al Everton poco antes del descanso. Fue el uruguayo Diego Lugano el que llevó la tranquilidad al equipo de Mel, poniendo el 1-1 en el minuto 75. No exento de emoción estuvo el final del partido ya que se anuló al conjunto de Liverpool un gol del francés Distin por claro fuera de juego.

Un empate que no sirve de mucho para el West Bromwich que se coloca decimotercero en la tabla y deja los puestos de descenso a cuatro puntos. Sin embargo, la situación en el equipo de Pepe Mel es límite. En primer lugar, porque la directiva ya le ha dejado claro que no hay dinero para fichajes. En segundo lugar, porque la situación podría ir a peor.

Nicolás Anelka- aquel jugador que pasó desapercibido por el Real Madrid- la lio el pasado 28 de diciembre en la celebración de un gol en el partido que empató el Bromwich ante el West Ham. El francés hizo una 'quenelle', un gesto que popularizó el humorista Dieudonné y que ha sido tachado de “antisemita y racista”.

Y el problema viene en dos frentes. Uno para Pepe Mel y el otro para el club. Zoopla, patrocinador del club, ha señalado que ese gesto daña la imagen del equipo y ha amenazado con retirar el patrocinio a final de temporada. Mientras tanto, ha pedido que el jugador no dispute ni un minuto más con el equipo. Para más inri, la Federación Inglesa ha desvelado que sancionará a Anelka por este gesto.

Como dice el dicho: 'a perro flaco, todo se le vuelven pulgas' y Pepe Mel, desde luego, parece que le ha mirado un tuerto. Díficil papeleta la que tiene en el club: dejar en la grada a su mejor jugador parece algo que el Bromwich no se puede permitir pero lo primero… es lo primero.

Artículos similares