Compartir

No fue la única. El lateral izquierdo del Real Madrid, Fabio Coentrao, del que se ha hablado que tiene pie y medio fuera del Real Madrid, cometió una nueva torpeza que puede dar idea del nerviosismo por el que pasa el jugador pretendido, supuestamente, por varios equipos grandes del continente, entre ellos el Manchester United.  El portugués reaparecía tras dos meses de baja. Desde el pasado 2 de noviembre en Vallecas no hacía acto de presencia sobre un terreno de juego con la elástica blanca.

El portugués no estuvo a la altura de las circunstancias y fue expulsado por doble cartulina amarilla, la segunda por una entrada a destiempo y sin venir a cuento sobre Roberto Torres. Así, Fabio será baja para el primer partido de cuartos ante el Espanyol en Cornellá.

Por su parte, el portero del Osasuna se comió, literalmente, el primer gol del Real Madrid a disparo de falta de Cristiano Ronaldo. El balón colocado a unos cinco metros del borde del área en el vértice derecho de la zona de castigo de Andrés Fernández, boló e iba fuerte, muy fuerte como casi siempre, y Andrés intentó sacarlo golpeando con los puños y de frente. Salió mal. El guardameta murciano, uno de los mejores de la Liga BBVA pese a todo, acabó haciendo el ridículo introduciéndose el balón por debajo de las piernas, y dinamitando las escasas ocasiones que tenía Osasuna para remontar la eliminatoria.