Compartir

Walter Pandiani ha sido uno de los jugadores con más carisma que ha pasado por la Liga Española. Mallorca, Deportivo de La Coruña, Espanyol, Osasuna y Villarreal. Ese es el tremendo historial del uruguayo, un futbolista especial por lo que nos deja tanto dentro como fuera del campo.

'El Rifle' nos tenía acostumbrados a maravillar en el campo pero fuera, digamos que le gustaba dar la nota. ¿Recuerdan algún futbolista llegando a la sesión de entrenamiento con un camión? Pandiani lo solía hacer en su etapa del Espanyol cuando acudía a Sant Adriá del Besós. 

En Coruña también es recordado. Por sus goles y también, por sus peleas- esporádicas, eso sí-. Allá por septiembre de 2004, el uruguayo tuvo un choque de alta tensión con su compañero Albert Luque, que le hizo una entrada que no le gustó nada y que casi acaba a puñetazo limpio.

Sin embargo, para muchos, Pandiani fue el jugador que puso en vereda a Mourinho y Cristiano Ronaldo. El 'Rifle' no debe guardar buen recuerdo del ganador del Balón de Oro 2013. En 2011, en el partido que les enfrentaba al Real Madrid, CR7 increpó al uruguayo hablando de la diferencia de salario de ambos jugadores. Mou salió en defensa del suyo, acción que el ex '9' rojillo calificó como “su papá”.

Por eso, ayer cuando Cristiano ganó el Balón de Oro, Pandiani quiso acordarse del portugués. Publicó un tuit en el que destacaba lo siguiente: “Tanto lloraste que te lo dieron. Felicitaciones!!! Pero sos el mejor del momento no del 2013!!”.
El aluvión de críticas al mensaje de 'El Rifle' no se hizo esperar y la réplica del jugador uruguayo llegó pronto. Y elogió a un compañero suyo que está que se sale.

class="twitter-tweet" lang="es">

Reconozco q me
equivoque!! El mejor del Momento se llama Luis Suárez. Me voy a donde
algunos me mandaron!! pic.twitter.com/fq7pS4cvT0


W.Pandiani El Rifle (@pandianioficial) enero
13, 2014

En la actualidad, Pandiani entrena al Miramar Misiones después de un efímero paso a comienzos de 2013 por el Atlético Baleares del grupo III de la Segunda División B.