Compartir

“Yo aguanto los silbidos, no hice ningún gesto para nadie, simplemente me acomodé”, dijo en Fox Sports Radio. A continuación, en Radio La Red, dijo que se siente señalado: “Si lo hace otro, ese gesto pasa de largo. Si lo hago yo, es tapa de los diarios”, afirmó. Entonces… ¿Fue un gesto o no lo fue?

Es más, el extremo argentino tiene claro quién tiene la culpa de su actual situación en el Real Madrid: “Quizás la prensa de España no me quiera porque no soy de dar entrevistas”, aseguró, para añadir: “Quieren ponerme a la gente y al club en contra. Siempre están esperando que haga algo para poder matarme”.

Por si quedaba alguna duda, el argentino se acordó de su ex compañero, el 'Pipita': “Higuaín hacia 20 ó 30 goles por temporada y vivían diciendo que se tenía que ir. En junio, cuando se dijo que me querían vender, tuvo que hablar Cristiano para que no lo hicieran”, aseguró, ahondando sobre el mismo tema.

Sobre su gesto, negó que fuera una provocación: “Mi familia estaba en el estadio, no voy a hacer ese gesto con ellos allí”.