Compartir

“Se entiende el malestar y la disconformidad. Los dirigentes querían que me quedara, pero yo decía que los momentos, el mismo mundo, te van guiando los caminos. Era la mejor solución, después de lo que habíamos conseguido, de trabajar en un club de España como el Valencia”, afirmó Pizzi en declaraciones a la radio argentina 'La Red', donde recalcó que el haber “salido campeón” y “trabajar en España en un club como Valencia” fueron los motivos de su marcha del 'Ciclón'.

Además, el exfutbolista aseguró que la liga argentina “es uno de los campeonatos más lindos” y que no la dejaba temeroso de la presión. “Reconozco esa presión. Cuando se consiguen cosas, se valoran de diferente manera y uno tiene que sentirse contento cuando se consiguen los objetivos”, aclaró.

En este sentido, confesó estar “tranquilo” por su trabajo en su ya exequipo. “Hicimos las cosas que correspondían. Le dimos la estabilidad necesaria. Llegamos y, en 14 meses, el equipo salió campeón y jugará su segunda copa internacional. Se promovieron chicos. Estoy feliz, orgulloso de haber dirigido a uno de los más grandes de Argentina”, afirmó.

“Somos campeones, la gente está contenta y se tiene un plantel de primer nivel. Vienen desafíos importantes como la Libertadores, la Copa Argentina, pero San Lorenzo tiene la capacidad. Lo futbolístico está sólido y hay que aprovecharlo, tienen que sacarle provecho a esta posibilidad. San Lorenzo ya forma parte de mi vida y lo seguiré desde España”, añadió al respecto.

Finalmente, Pizzi deseó suerte a su relevo, Edgardo Bauza. “Cuando debuté en Primera, era mi referente y líder como jugador. Después, fue el artífice que volviera a Central. Conozco su capacidad y es un técnico de primerísimo nivel. No tengo dudas que estará a la altura de lo que reclamen las competiciones”, sentenció.