Compartir

Jorge Mendes, Fernando Gómez Colomer y Manuel Llorente son tres de los representantes de fondos de inversión que se pelean por hacerse con el Valencia CF. Bankia, esta semana, tendrá que decidir cuál de todos los interesados -entre los que se encuentran los tres mencionados- cumplen mejor el perfil de comprador de cara a un proyecto solvente e ilusionante.

Y es que, a una situación deportiva más que complicada, se ha unido la económica y financiera. Una crisis de recursos que ha hecho que Bankia mueva ficha y empiece a escuchar y ojear planes de inversión de varios fondos internacionales en base a una directrices concretas y exigentes. De esta manera, tres viejos conocidos de la entidad de Mestalla se pelean en una
lucha encarnizada esta semana con el objetivo de hacerse con el control de un club que, a día de hoy, parece a la deriva.

Así mismo, pese a que Jorge Mendes parece ser el último sumarse a la puja, todo parece indicar que es el mejor colocado. Con una solvente cartera de futbolistas, clubes y empresas podría ser el candidato ideal para hacerse con el control del club. La pérdida de poder en equipos como Real Madrid o Atlético de Madrid podrían obligar a Gestifute en colaboración con Doyen -ambas empresas relacionadas con Mendes- a invertir en equipos como el Valencia CF y poder colocar así a jugadores haciendo de puente entre otros equipos y ligas. Al parecer, mientras que algunos medios aseguran que ha
sido la propia Bankia quien ha llamado al agente luso, se rumorea que el propio Salvo podría haberle ofrecido la posibilidad de participar en la entidad valencianista y continuar en el conjunto valencianista.

Otro de los fondos de inversión que están vinculados con la posible compra del Valencia CF es TPG. Esta empresa de capital norteamericano con sedes en Londres y San Francisco, está interesada en invertir en patrimonio valencianista. La idea de poder obtener beneficios de los recursos inmobiliarios del Valencia CF hacen que Fernando Magnet, representante del grupo en España, y Manuel Llorente muevan ficha de cara a una posible compra. La buena relación de ambos dirigentes con Rodrigo Rato fue determinante a la hora de entablar una relación que podría fructificar por
esa buena sintonía con Bankia. José Ignacio Goirigolzarri, presidente de la entidad bancaria, tiene previsto charlar con el fondo de inversión en las próximas fechas para ver cuál es su solvencia y su proyecto financiero.

El tercer contrincante en esta pelea a tres bandas es se mantiene en un segundo o tercer plano es Sempre València. Formado con el objetivo de derrocar a Manuel Llorente del poder, se mantuvieron en un segundo plano tras la negativa tanto de la Generalitat como de Bankia a vender el club. Ahora, con una situación inversamente proporcional a la de hace ocho meses, reaparecen con un inversor árabe y con capital inglés. Javier Villalonga, primo de Juan Villalonga y Juanma Romero, extesorero del Valencia CF, completan las caras visibles de un grupo que luchará por hacerse con el
control del club que tiene como antesala una reunión con la entidad bancaria esta misma semana.