Compartir

Los tres equipos españoles estaban en el primer bombo, el de los ganadores de sus grupo, y la suerte quiso que el Barcelona fuera el gran damnificado del sorteo de octavos de Champions League. Arsenal, City y ManU eran el gran peligro y al final los culés se enfrentarán al Manchester City, probablemente el rival más en en forma de la Premier League inglesa que,  a los mandos del chileno Pellegrini parecen haber encontrado el ritmo de fútbol razonable y acorde con el presupuesto que cada año maneja. 

En cuanto al Real Madrid, los de Concha Espina se enfrentarán a un Schalke que transita sexto en su liga y que, sin duda, parece el rival con menos enjundia de los que les tocaron a los tres equipos españoles. En lo que respecta al Atlético de Madrid, se cumplieron los deseos del medio ganés Muntari, que pidió a la suerte que su Milan se enfrentase al Atlético de Madrid, a su juicio el rival más débil de los equipos que figuraban en el bombo de lo primeros de grupo. Veremos si el futbolista no tiene que arrepentirse…

La otra bomba de los octavos, además del Real Madrid-Manchester City, es un Arsenal Bayern que enfrenta a los líderes de la Premier League y la Bundesliga. Emociones fuertes.