Compartir

La fragilidad defensiva del Real Madrid es una evidencia. Los de Carlo Ancelotti han recibido en 16 partidos de Liga 19 goles, muy por encima de los diez que ha recibido el Barça del Tata o los nueve del Atleti del Cholo Simeone. Ni Varane, ni Pepe, ni Sergio Ramos han sido capaces de encontrar una continuidad en el juego pero es que algunos como es el caso del sevillano no pasan por su mejor momento profesional.

Sergio Ramos- con la expulsión del sábado en 'El Sadar'- suma 18 tarjetas rojas en toda su etapa en el Real Madrid. No es el jugador en toda la historia de la Liga que más tarjetas suma (14) pero poco le falta para superar los registros históricos de Aguado y Pablo Alfaro, a los que sacaron 18 rojas durante su etapa profesional en la Primera División.

Donde sí lidera el de Camas la tabla es en las expulsiones del conjunto blanco. Ramos es el jugador más expulsado en la historia del Real Madrid por delante de Fernando Hierro- que fue expulsado en dos ocasiones- y el español con más rojas en la Champions, donde este año ha dejado con 10 a los blancos en el partido del Bernabéu ante el Galatasaray. 

El club blanco está dispuesto a hacer reflexionar al internacional español porque no es normal que un jugador de su experiencia sume errores de este calibre con tanta asiduidad. Aunque el Real Madrid vaya a apelar la primera tarjeta de Sergio Ramos en el partido contra Osasuna, es probable que no vuelva a jugar en lo que queda de año y que ceda el testigo a Nacho, que ya ha demostrado su solvencia en la línea defensiva en los partidos ante el Olímpic de Xativa y el Copenhague.

Más allá de la apreciación del árbitro- que puede ser errónea o no- Sergio Ramos se dio cuenta rápidamente del error que cometió en la acción del codazo al jugador de Osasuna Torres. Un acto de impotencia en el que estaban muy recientes los fallos defensivos que el equipo acababa de recibir. 

Las distracciones de Sergio Ramos son evidentes en esta primera parte de la temporada, en partidos ante el Betis, Villarreal o el Levante, y en el 70% de las situaciones son las que le cuestan las expulsiones. El propio central reconoció que no estaba pasando por su mejor nivel. Lo primero es reconocerlo y el jugador del Real Madrid ya lo ha hecho. Condiciones tiene para ser uno de los mejores en su puesto a nivel mundial.