Compartir

La vida de un piloto de Fórmula 1 es lujo, lujo y más lujo. Es evidente que los salarios de los miembros que engranan este deporte son altos, ya que el dinero que generan es extremadamente elevado. Alonso, Vettel, Massa… podríamos seguir en una interminable listo de los hombres dentro del mundo del motor que más se embolsan. Pero hay uno que lo hace y lo gasta de una manera muy 'especial'.

Ese es el británico Lewis Hamilton que siempre que viaja va acompañado de sus perros, que como comenta “se portan muy bien”, por ello no ponen problemas para subirles a un avión. El de Mercedes tiene una gran relación con sus canes y tuitea regularmente sobre ellos y sube numerosos vídeos con sus travesuras.

Como destaca el diario británico Daily Mail, los perros de Hamilton son todo un icono dentro del circo de la Fórmula 1. Lewis es un gran amante de los animales y el pasado mes de agosto cuando 'Roscoe' sufrió una neumonía pidió a todos sus fans que rezaran para que su mascota se recuperara de forma satisfactoria.

Bernie Ecclestone consciente del 'amor' que le tiene Hamilton a sus perros, ha permitido al ex compañero de Fernando Alonso que tanto 'Roscoe' como 'Coco' puedan pasear tranquilamente por todos los circuitos de Fórmula 1 del Mundial.

Precisamente el patrón de la Fórmula 1 podría quedarse 'canino' si van adelante las denuncias del banco alemán Bayern LB. Según apuntan varios medios, esta entidad financiera ha reclamado a Ecclestone 400 millones de euros. Esto se une a los otros frentes judiciales que tiene abiertos: uno en Londres y otro en Munich, a raíz del 'tema Gribkowski”.