Compartir

El día 11/12/13 será un día que dos porteros no olvidarán. Igual es cierto que esto de los días correlativos tiene su magia porque tiene tela que estar 15 o 20 años en esto del fútbol y justo este día, no había otro, tienes que debutar en Europa. Pero vamos que suponemos que tanto Aranzubia como Schwarzer estarán encantados. Vayamos por partes.

Dani Aranzubia debutó como profesional en el año 2001 con el Athletic de Bilbao. Desde ese momento, su carrera no ha parado y ha estado siempre ligada a dos equipos: el propio equipo vasco y al Deportivo de la Coruña, en el que fue portero titular durante cuatro temporadas en Primera División.

Tras el descenso del Dépor a la Liga Adelante, el Atlético rescató de las penumbras al de Logroño y le ofreció ser el suplente de Courtois para esta temporada. Aranzubia aceptó el reto y siendo un trabajador nato del fútbol las oportunidades acaban llegando. Ayer, en el último partido de los del Cholo en esta fase de grupos y sin nada en juego, el técnico argentino decidió dar descanso al portero belga y cedió la portería a Dani Aranzubía.

A sus 34 años debutaba en Champions y lo hacía en el Calderón, ante el que ahora es su público. Un partido que parecía tornarse en un día negro cuando el mismo cometió un penalti. Sin embargo, el de Logroño paró el penalti y dejó su portería a 0, eso sí quizás con el idilio de los palos.

A 1.700 kilómetros de distancia, en Londres, un australiano– sí, también se dedican al fútbol fútbol y será nuestro rival en el Mundial- de 41 años a la misma hora y en la misma situación debutaba en Champions con el Chelsea de Mourinho. Los de Stamford Bridge ganaron al Steaua de Bucarest por 1-0. Sin embargo, las miradas estaban puestas en la portería. Ahí estaba el sempiterno australiano de 41 años Mark Schwarzer.

“Ha sido algo increíble. Mi mujer dice que soy muy frío pero hoy tenía la confianza y la euforia de cumplir algo que es de lo más grande que me ha pasado en la vida“, destacaba Schwarzer. 

Hace tres años el Arsenal pudo fichar al australiano cuando el portero jugaba en el Fulham– fue titular en la primera de las Europa League que ganó el Atleti la pasada década- y su oportunidad de jugar en Champions se haría realidad. Pero sin embargo, el acuerdo se frustró a última hora y este verano asumió el rol de suplente de Cech. Hasta el momento, ha jugado dos partidos en la Capital One Cup y ya ha hecho su debut en la máxima competición europea.

Como dice el sabio refranero español: más vale tarde que nunca.