Compartir

'SE VENDE'. No veremos el famoso cartel en las puertas de Mestalla pero el Valencia Club de Fútbol está en venta. Bankia, la entidad a la que la fundación del club adeuda más de 85 millones de euros, y el propio Valencia debe una cantidad superior a los doscientos millones, “no ha recibido ningún plan sostenible que haga posible la refinanciación” de las deudas. La crisis viene de atrás y la entidad bancaria quiere desquitarse de estas cifras sin perder dinero de las herencias recibidas de la desaparecida Bancaja.

Estas palabras de Bankia han coincidido en fecha y en tiempo con la junta general de accionistas del equipo ché. En este acto, el presidente del Valencia, Amadeo Salvo, destacó que “el objetivo era acordar con el banco la refinanciación de las deudas del club y de su fundación para que no tuviera que producirse la venta del equipo”.

El máximo dirigente de la escuadra 'ché' afirmó que “si llegara un comprador debería ser alguien dispuesto a poner una gran cantidad encima de la mesa, hacer un gran equipo, acabar con la deuda de la entidad y su fundación y finalizar el nuevo estadio”.

“Siempre he dicho que hay que tener en cuenta quien puede venir a comprar el club con 250 millones de euros”. Con esa pretensión, Amadeo Salvo ofrecía la máxima seguridad de que el Valencia no caería en manos extrañas o peligrosas para el futuro del equipo. Sin embargo, la realidad parece bien distinta y Bankia será la que decida.

Todo ello, con el nuevo Mestalla 'a medias'. El presidente del equipo de la ciudad del Turia puso la situación económica como condición necesaria para acabar el nuevo estadio: “Estamos en contacto con los tres operadores más importantes, falta que nos confirmen su interés por escrito, pero en febrero o marzo tendremos sus ofertas y me reafirmo en el que club tendrá un ingreso de entre doscientas y trescientos millones de euros”, señaló Salvo.

Lo que le hacía falta al equipo de Djukic… Si la estabilidad futbolística es nula, la institucional… poco más que añadir. Como dice el dicho “a perro flaco, todo son pulgas”.