Compartir

Quince segundos. Eso fue lo que le aguantó el conjunto verdiblanco a los del Cholo Simeone. Ahí se acabó el partido. Con el timón llevado por el canterano Olíver Torres, fue el mismo mediocentro el que anotó su primer gol en Liga. El Atleti cedió la posesión y cómodo en esa tesitura se dedicó a especular con el partido a la contra. Los de Pepe Mel- muy necesitados, no sabían que hacer con el balón y el 'Guaje Villa' en cinco minutos sentenció el choque con dos goles que le hacen recuperar la confianza.

Tercera derrota consecutiva de un Betis del que no preocupan tanto los resultados- que también- sino la poca sensación de peligro y las pocas ocasiones creadas durante los 90 minutos de partido. Apenas llegaron a la portería de Courtois, cosa que los rojiblancos sí que hacían cada vez que controlaban el esférico. Dos, tres pases con velocidad y la presión de los sevillanos quedaba totalmente superada.

Con esta situación y con un Atleti cuya ambición no tiene límites, el partido se volvió en un correcalles que favoreció a los del Cholo que incrementaron la renta gracias a Diego Costa– que vuelve a 'mojar' en Liga- y al capitán Gabi, que puso el 5-0 en el Calderón con el que se ponía punto y final al partido en la Ribera del Manzanares.

La noche acabó ahí… pero la vida sigue. Una vida con color verdiblanco cuyo futuro se desconoce. Pepe Mel ha convocado una rueda de prensa a las 12 de la mañana tras el entrenamiento del Betis… donde muchos rumorean que suena a despedida del entrenador madrileño… Las aventuras europeas del conjunto sevillano pasan factura y parece ser que por el Benito Villamarín no quieren repetir descenso a la Liga Adelante.