Compartir

Por equipo, resultados y liderazgo, su equipo está llamado a disputar por segundo año consecutivo la Final Four europea. No así por presupuesto: con 27 millones de euros de disponibilidad, aunque forma parte de la élite continental, el club de Concha Espina está lejos del más poderoso, CSKA de Moscú, que destina 45 millones por temporada. Pero… ¿Quién esperaba que fuera Pablo Laso el técnico que más expectativas iba a levantar en la sección de baloncesto del Real Madrid tras el fracaso del laureado Ettore Messina? Pues eso… Aquel llegó para ganar a los mejores en Europa y ahora está, precisamente, en Moscú. Éste, dos años después, con una Liga y una Copa en su bolsillo, puede conseguirlo ofreciendo un verdadero espectáculo en defensa y ataque: “Si solamente el presupuesto determinara los éxitos deportivos no estaríamos hablando de deporte”. Pablo Laso en estado puro…

Hablábamos de
logros, de metas. De momento su equipo ha empezado lanzado. Lleva un mes perfecto tanto en casa como en Euroliga…

-// Sí, la verdad es que ha sido un buen inicio de
temporada para nosotros, tanto en Liga Endesa como en Euroleague.

¿Qué aportan los
nuevos, Bourousis y compañía en esa trayectoria inmaculada de momento?

-// Nosotros de cara a esta temporada aspiramos a mejorar. De momento,
tanto Bourousis, como Mejri y Dani Díez aportan frescura al equipo

Y con notables
ausencias como la de Carlos Suárez. ¿Harto de que le pregunten qué falló en el
caso de este jugador?

-//Para mí no falló nada. Carlos Suárez es un gran jugador y ayudó al equipo a
ganar los títulos que conseguimos durante su etapa en el Real Madrid.

– ¿Y en el caso de Rafa Hettsheimeir? Algo debió pasar…
¿No rindió?  

-// No, en ningún caso, creo que al contrario. La
temporada pasada fue una temporada difícil para Rafael Hettsheimeir, ya que
venía de una lesión
, pero el jugador cumplió perfectamente con su papel.

(No es nuevo. Son incontables las veces que a Laso se le ha interrogado por los jugadores que han salido. Siempre, en cada una de sus respuestas ha destacado los aspectos positivos de esos jugadores que ya no están con él. Ni una mala palabra se ha permitido. Ni una sombra de duda. Aunque los rumores sigan asegurando que la temporada pasada la distancia entre el técnico y algunos de ésos jugadores fueran, por momentos, inmensas)

Hay más nombres…
(Casi pido perdón por acordarme de pasado, de quienes faltan esta temporada) Antes
se le criticaba y ahora, tras ver algunas actuaciones suyas con su selección,
parece que tiene una legión de adoradores. ¿Podría haber aportado más Begic o
jugó ajustado a su rol?

-// Mirza Begic, por su físico, siempre
será un jugador importante en cualquier equipo en el que juegue.
Tras su
paso por el Real Madrid le deseo lo mejor de cara al futuro.

Ha llegado
Bourousis, que tiene mejor mano y es más intenso… Pero parece que le tocará a
usted, si todo va bien, anticiparse a un Real Madrid sin Felipe Reyes… Menudo
jardín, ¿no?

– //Son demasiadas preguntas para hablar del futuro, que
es algo siempre lejano. Hay jugadores que tienen potencial para, en un futuro,
jugar en su posición, como Guillermo Hernangómez, pero Felipe Reyes es un
jugador que este pasado verano, hace unos meses, renovó con el Real Madrid por
dos temporadas más. Además, fue el MVP
de la pasada final de la Liga Endesa, por lo que demuestra que está en plenitud
de condiciones
.

En el Madrid se
ve a todos los efectivos enchufados… ¿Cómo se consigue que Draper, Slaughter se
conformen con jugar 16 minutos en la rotación del Madrid?

-// Esto no es un problema de conformismo. Son jugadores
implicados, como el resto de los que forman nuestra plantilla, que se esfuerzan
por hacer bien un trabajo para el equipo, independientemente de que en uno u
otro partidos tengan más o menos minutos. El
bien común, del equipo, es el objetivo de cada uno de los miembros de nuestra
plantilla
.

Esta extendida la idea de que en baloncesto, las más de
las veces menos es más… ¿Cuál es su opinión? Hay quien reclama mucho más
protagonismo para la creatividad de los jugadores y menos para los
banquillos…

-// Zonas, hombre a hombre, presiones, mixtas… hay
multitud de variantes en un deporte como el baloncesto, en el que el trabajo táctico es obligatorio, aunque sin el talento de los jugadores sería menos vistoso.

–  Y hay quien compara su manera de ver el
baloncesto con el juego que intenta practicar el seleccionador nacional Juan
Antonio Orenga, un baloncesto intenso en defensa y alegre, rápido y vistoso en
ataque. ¿Qué le parece?

– // Bueno, mire, yo creo Juan Antonio Orenga realizó un
buen trabajo, pero no creo que las formas de jugar de uno y otro equipo se
parezcan.

Le digo esto
porque está extendiéndose la idea de la antítesis juegos de Laso, el Real
Madrid o la selección española por un lado y juego muy encorsetado, muy
dirigido desde el banco, tipo Maljkovic… o Xavi Pascual?
 

-// Todos los equipos son diferentes, con diferentes
características, circunstancias, etc. Yo
en mi plantilla no tengo a Marc, ni a Navarro, ni a Dragic
… Cada equipo
tiene su plantilla, sus jugadores, y en base a ello se construye el juego del
equipo.

– ¿Cuántos
partidos ganará el Real Madrid este año con tanteos por debajo de los 65
puntos?
-// Es imposible de decir. Cada partido,
antes de empezar, es diferente, y durante el mismo partido ocurren acciones que
pueden hacer cambiar desarrollo normal del encuentro. No se puede saber y hay que estar preparado para afrontar todo tipo de
partidos
.

¿Tendrá que
exigir pronto que se blinde a Sergio Rodríguez… ¿Puede marcar este jugador la
línea ascendente de su Madrid?

-// Sergio Rodríguez es, como todos nuestros jugadores,
importantísimo para el equipo, para nuestro juego, si bien es cierto que el “Chacho” está en un gran momento de
juego
.

¿Podrá 'meter
mano' a la Copa de Europa sin el presupuesto del CSKA?

Todas las competiciones son un reto para el Real Madrid.
Esto es deporte. Si solamente el presupuesto determinara los éxitos deportivos no estaríamos
hablando de deporte.

El éxito de Pablo Laso está siendo el de un buen gestor de grupos. Ni un castigo ejemplarizante. Ni una vejación. Con Laso, la marginación a la que estaban acostumbrados en el vestuario ha dejado paso a la integración. Todos los jugadores de la plantilla se sienten útiles, incluso los que menos juegan. Y cuando salen al parqué todos están enchufados. Pierden todos y ganan todos… ¿Hasta cuándo?