Compartir

El portero australiano Mark Bosnich, que en el pasado admitiera su adicción a la cocaína tras ser suspendido por la Asociación de Futbol de Inglaterra (FA) ha criticado públicamenta las memorias futbolísticas de Alex Ferguson. El ex futbolista del Aston Villa, Manchester United, Chelsea y la selección australiana, ya curado de sus adicciones, criticó que su ex manager le acusara de haber sido un “terrible profesional” que comió en exceso.

El enfado llega a tal punto, que Bosnich quiere una reunión cara a cara con Sir Alex Ferguson para que le repita personalmente su acusación.

En su autobiografía que saldrá a la venta general de este miércoles , Ferguson acusó Bosnich de comer “como un caballo”, y describió su lucha para convencer a los australianos para cambiar sus caminos.

Bosnich  insiste en que por lo general regresó de sobrepeso antes de cada temporada y que lo que sucedió después de que firmó en 1999, no estaba fuera de lo común: “Por lo general regresé con dos kilos de sobrepeso. Pero rápidamente se corregía. En mi segunda etapa en el club, ganamos el título de la Premier League por un margen de 18 puntos y nos convertimos  convirtió en el primer equipo británico para convertirse en campeones del mundo”.

BECKHAM, TAMBIÉN EN LA DIANA

Hay más damnificados por Ferguson. El escocés ha dicho que Inglaterra no ganará mundiales hasta que produzca jugadores con la técnica individual de los brasileños. Sin duda, uno de ellos era David Beckham. El técnico escocés, que quiso a Beckham como a un hijo, desgrana en sus memoris los pecados capitales que achaca al futbolista convertido en 'celebrity'. “¿Cómo puede alguien salir del Real Madrid para ir al Los Ángeles Galaxy?”, llega a decir en el libro.

A David lo ocurrió lo más peligroso que le puede ocurrir a un futbolista, se enamoró de Victoria y eso le cambió”, ha sentenciado Ferguson. A Beckham se le subió la fama a la cabeza, cree el entrenador. “David fue el único jugador de todos los que entrené que eligió ser famoso, que se impuso la misión de ser conocido fuera del fútbol”.