Compartir

Claro que hubo problemas en el vestuario del Real Madrid. Era un secreto a voces que nadie desde dentro confirmó nunca mientras 'The Special One' trabajó en España. Ahora Raúl Albiol la ha liado y ha sido el primer jugador en reconocer públicamente que hubo conflictos en el vestuario la pasada temporada. El jugador concedió una entrevista en Nápoles en la que decía que el ambiente en el Real Madrid en los últimos meses no fue bueno por algunos problemas. “No conseguimos objetivos y sabíamos que Mourinho no iba a seguir. Era difícil mantener la tranquilidad y algunos tuvimos enfrentamientos. Lo mejor era que terminase la temporada”, comentó.

En su sinceridad, y casi señalándose como uno de los jugadores que 'masticaba' esa tensión en el vestuario, Albiol reconoce que pidió el traspaso al Nápoles “porque no disfrutaba en el campo”. El central argumenta que no tenía los minutos suficientes y que, por eso, buscaba  jugar partidos y asegurar, entre otras cosas, tener oportunidades de jugar otro Mundial con España, aceptando “un gran reto” al lado de Rafa Benítez.