Compartir

“La euforia hay que tenerla mañana y hay que ir tranquilo pero no se puede menospreciar a las otras dos ciudades. Hay que tener euforia contenida, verlo despejado y conseguir el objetivo”, comentó Cacho, uno de los deportistas olímpicos que ha viajado a Buenos Aires a apoyar a Madrid en la elección de la sede de los Juegos de 2020.

Cacho reconoció que tras la primera elección en 2005 en Singapur, donde Madrid fue tercera tras Londres y París, por delante de Nueva York y Moscú, fue una decepción, aunque fue peor en Copenhague en 2009, donde la capital española llegó a la votación final y fue derrotada por Río de Janeiro para acoger los Juegos de 2016.

“La primera vez fue un poco regular, pero en Copenhague fue mucho más triste y ahora tienes el gran momento de estar aquí en Buenos Aires. Yo aquí y en otras ocasiones he hablado con gente, con Sebastian Coe, creo que está con Madrid, le gusta Madrid y le gusta España”, añadió.

El exatleta comentó que “las cuentas son para los estadistas” y opinó que a esta hora no cree que haya “indecisos”. “Creo que puede haber alguna preocupación, pero creo que el 90% de los votantes ya sabe. Han visto y más o menos tienen una idea clara”, afirmó.

Cacho también aseguró que la concesión de los Juegos a Madrid “supondría muchísimo y más en estos momentos sería otra inyección de moral”. “Es fundamental y también para toda la sociedad se vería todo con ilusión”, concluyó.