Compartir

“Hemos jugado bastante bien y creo que siempre hemos estado por encima del rival en cuanto a juego. Las sensaciones son buenas. Hemos perdonado en muchos partidos y deberíamos llevar algún punto más, pero no queda otra que seguir trabajando para mejorar esa puntería”, ha indicado el atacante talaverano.

Rodríguez, que ha regresado esta temporada a Balaídos tras jugar el pasado curso cedido en el Sporting de Gijón, ha augurado un año “muy bonito” al conjunto dirigido por Luis Enrique.

Además, el delantero celeste ha admitido que el parón que vivirá la competición este fin de semana por los compromisos internacionales de las distintas selecciones le va a venir “muy bien” al Celta para “recargar las pilas”.

“Después de una carga grande de trabajo en pretemporada y de disputar tres partidos bastante competidos, ante rivales como el Espanyol y el Granada que a priori van a ser de nuestra liga, estos tres días nos vienen fenomenal para recargar las pilas”, ha destacado.

Por último Rodríguez ha alabado al Athletic de Bilbao, su próximo rival liguero en el estreno del nuevo San Mamés: “Es un equipo que está diseñado para estar arriba. Para ganarle habrá que jugar con mucha intensidad”.

“Hasta ahora hemos demostrado que somos un equipo que si ponemos la misma intensidad que el rival tenemos muchas opciones de llevarnos el partido porque tenemos jugadores con mucha calidad y con facilidad para hacer ocasiones”, ha finalizado el jugador.