Compartir

Ana Botella, que ha comparecido hoy en Buenos Aires en una rueda de prensa en la víspera de la jornada en la que el COI elegirá la sede de los Juegos de 2020, ha aprovechado esta referencia a la enorme edificación inacabada que existe en la capital argentina para poner en valor que las infraestructuras realizadas por Madrid son ya un legado olímpico.

La regidora madrileña ha indicado que lo que está transmitiendo la delegación española a los miembros del COI es que “Madrid “tiene unas infraestructuras de primera calidad, experiencia en la organización de grandes eventos internacionales, un presupuesto ajustado y responsable y una cantidad por invertir asumible perfectamente por las tres administraciones en siete años”.

Algo importante a su juicio porque “la situación política y económica del mundo ha cambiado mucho desde 2008” y un “nuevo modelo de entender y de organizar los Juegos en un momento en el mundo de turbulencias políticas y económicas” permitiría ser candidatas a los Juegos a “muchas ciudades” que no pueden asumir grandes costes.

“Es un nuevo modelo de Juegos responsable, con un presupuesto mucho más austero y unas infraestructuras que se están disfrutando ya por los madrileños”, ha resumido Botella.

Además, la alcaldesa ha asegurado que los Juegos Olímpicos de Madrid serían, además de “seguros”, “divertidos, una fiesta del deporte y de la vida”.

Preguntada por la supuesta condición de favorita de Madrid en la votación de mañana, la alcaldesa ha dicho que “se hacen distintos números, hasta las casas de apuestas los hacen, pero los únicos numeros que importan son los de los votos de los miembros del COI que se depositarán el sábado a las cinco de la tarde”.

“Todo lo demás no tiene absolutamente ningún significado -ha manifestado- y por eso vamos a seguir trabajando hasta que entremos en la sala para tratar de explicar, incluso solo a uno más de los miembros del COI, por qué Madrid sería capaz de organizar unos fantásticos juegos en 2020”.

Sobre sus adversarios, ha opinado que Tokio y Estambul “son dos grandes ciudades con dos importantes candidaturas de una gran calidad”.

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, preguntado si debería haber una cuarta candidatura consecutiva en caso de derrota mañana, ha manifestado que “si la ciudad tomase la decisión, como siempre las otras administraciones apoyarían lo mejor para España y con más apoyo de los ciudadanos”.

En todo caso, González se ha mostrado convencido de que Madrid lo va a conseguir.

“Llevamos trabajando muchos años con el convencimiento de que vamos a ser una ciudad olímpica. Esta es una de las fortalezas de nuestra candidatura, la ilusión de nuestro país, de las administraciones y de los ciudadanos”, ha afirmado el presidente de la Comunidad de Madrid.