Compartir

El galés Gareth Bale ya ha cumplido su sueño.

El hasta ahora jugador del Tottenham inglés se ha convertido en nuevo futbolista del Real Madrid.

En el club blanco Bale estará hasta los 30 años (tiene 24) ya que ha fichado por seis temporadas.

“El Real Madrid y el Tottenham Hotspur han llegado a un acuerdo para el traspaso de Gareth Bale, que queda vinculado al club durante las próximas seis temporadas”, informa el club madridista.

Las primeras horas del galés en la capital serán frenéticas. Es el 'precio' que tiene que pagar un galáctico que ficha por el club merengue.

El jugador llegó anoche sobre las dos de la madrugada a Madrid, donde le recibió García-Coll, exjugador del Real Madrid de baloncesto que se encarga de recibir y atender a los fichajes blancos. Será presentado este lunes a las 13:00 horas en el palco de honor del estadio Santiago Bernabéu, tras someterse previamente al correspondiente reconocimiento médico.

Después de haber tenido montado esta semana el escenario de las presentaciones en el palco y tener que desmontarlo para el partido ante el Athletic, este lunes sí que será el día definitivo.

Posteriormente, Gareth Bale pisará por primera vez el césped del Santiago Bernabéu con la camiseta del Real Madrid y atenderá a los medios de comunicación en la sala de prensa.

'SUFRIMIENTO' CON DANIEL LEVY, PRESIDENTE DEL TOTTENHAM

Un verano más, Florentino Pérez ha tenido que 'lidiar' con Daniel Levy, el presidente del Tottenham, uno de esos directivos duros de roer del fútbol europeo que pocas veces sale perdiendo (económicamente hablando). Muy parecido por ejemplo a su homólogo del Oporto, Jorge Pinto da Costa, de los que compran a precio de saldo y venden sin piedad a precio de oro.

Ya el año pasado lo hizo con el croata Luka Modric.

Sin embargo, el tira y afloja entre los dos clubes al final ha sido positivo para el Real Madrid, que ha conseguido culminar el fichaje de otro 'galáctico'.

Todavía no se sabe el montante total oficial de la operación, pero sin duda las cifras serán de las más altas de la historia. El número definitivo rondará los 100 millones de euros y podría superar los 94 millones de euros de Cristiano Ronaldo.

Bale llegará al cuadro madridista después de un tiempo sin entrenarse con el Tottenham. Si Levy puso trabas a su manera para el traspaso, el medio galés también hizo presión a su manera. Esperó pacientemente la resolución de su fichaje.

Ahora le toca al entrenador Carlo Ancelotti colocar al 'expreso de Cardiff' en el conjunto blanco. ¿Quién será el sacrificado? O también… ¿va a ser Bale titular indiscutible en el Real Madrid?

Bale llegó al Tottenham en mayo de 2007 procedente del Southampton. Jugó 203 partidos con un total de 55 goles. Después de varias temporadas en el conjunto londinense, Levy despidió a su jugador mediante un comunicado publicado en la web oficial de su club. En él, afirmó que no tenían la intención de vender al galés porque pretenden construir un futuro con una plantilla importante.

“Pero tal ha sido el interés del Real Madrid y tan grande el deseo de Gareth de fichar, hemos creído que el jugador no estaría lo suficientemente comprometido con nuestro equipo en esta temporada”, argumentó Levy.

“Por lo tanto, pese a no querer, hemos tenido que acceder a esta venta y así sabemos que tenemos un equipo excepcionalmente fuerte que hemos reforzado con nada menos que siete internacionales. Más importante, tenemos un gran espíritu de equipo y un vestuario con hambre de éxitos”, apuntó Levy.

El mandatario del Tottenham apuntó que desea a Bale “todo lo mejor para el futuro” y subraya que “siempre será bienvenido a (White Hart) Lane”.