Compartir

El Espanyol y el Betis firmaron un empate a cero en Cornellà en un choque sin apenas ocasiones claras, que sirve para que los de Pepe Mel puntúen tras dos derrotas consecutivas y para que los blanquiazules, con más interés que el rival en llevarse la victoria, sigan invictos e ilusionados.