Compartir

Fin de semana de descanso obligado para los jugadores de la Sociedad Deportiva Logroñés. El aplazamiento de su encuentro contra el Marino de Luanco para el próximo 11 de septiembre ha provocado que los pupilos de Agustín de Abadía cuenten con dos días de fiesta, ayer y hoy.