Compartir

El bote español marcó un registro final de 5.58.07, a solo 21 centésimas de Polonia, que concluyó en segunda posición los 2.000 metros de la prueba. España fue quinta prácticamente durante toda la carrera, pero en los 500 finales rebasó a Australia y a la República Checa.

La victoria en la final B fue para Italia, con casi dos segundos de ventaja sobre el bote polaco. Los italianos lideraron los cuatro tramos sin oposición.

En la final A, Dinamarca consiguió el oro, mientras que Nueva Zelanda y Gran Bretaña se hicieron con la plata y el bronce.