Compartir

Miroslav Djukic afronta el partido de esta noche en Mestalla como la primera prueba de fuego de su Valencia. Y, además, la visita del FC Barcelona tiene que convertirse en la mejor medicina para lavar la pésima imagen que mostró el equipo en Cornellá. «Lo que pasó contra el Espanyol está cerrado, todos hemos aprendido una lección y contra el Barcelona no hace falta ni decir la actitud que hay que …