Compartir

Praga vivió un duelo épico con ingredientes de grandes duelos de Europa. A pesar de un inicio anodino y tenso, el choque evolucionó hasta la épica con la mejora de los contendientes. El Chelsea erigió una línea defensiva adelantada, se agarró a la velocidad y calidad de sus atacantes y hasta se adelantó cuando disponían de un jugador menos en la prórroga. El Bayern apostó por el toque corto y la p…