Compartir

En época de crisis económica, el deporte amateur sufre gravemente las consecuencias. Se trata de un hecho más que probado, como también lo es que muchas personas trabajan diariamente a destajo para que el sueño de mantener viva esa actividad no se acabe.