Compartir

Los representantes del COE visitaron hoy la embajada de España en Argentina y se reunieron con el embajador, Román Oyarzun, quien aseguró que la delegación española “tiene buenos pálpitos” respecto al triunfo de Madrid sobre Estambul y Tokio para albergar los Juegos del 2020.

“Ganar sería algo magnífico para Madrid y para todos los españoles. Supondría un importantísimo retorno económico y una campaña de imagen positiva para el país”, indicó Oyarzun.

Desde que llegaron a Buenos Aires el pasado lunes, los miembros del COE “afinan la puesta a punto” de la presentación de la candidatura ante el COI del próximo 7 de septiembre.

“Trabajo, trabajo y trabajo”, esa es la máxima de la delegación española para estos días previos a la elección, según indicó Blanco en rueda de prensa.

“Debemos seguir explicando a los miembros del COI nuestra candidatura. Tenemos que prepararnos al máximo nivel para hacer una exposición lo mejor posible”, dijo.

Desde “el mayor respeto a los rivales”, Blanco explicó que la mayor ventaja con la que cuenta Madrid 2020 respecto a Tokio y Estambul es “que todo lo que se ha ido proponiendo, se ha ido realizando”.

“Contamos con un proyecto compacto, de gran nivel deportivo, se ajusta totalmente a lo que el Comité Olímpico quiere, y además tenemos el 80 por ciento de las instalaciones ya preparadas”, indicó.

El presidente del COE afirmó que la candidatura de Madrid ha resuelto las dos principales preocupaciones del COI: la situación económica española y el problema del dopaje.

“La crisis ha sido mundial, y en España estamos saliendo de ella. No va a afectar a la candidatura. Sólo nos faltaría realizar una inversión de 1.500 millones de euros en un plazo de siete años, asumida entre tres administraciones. Económicamente los Juegos son viables”, aseveró.

Respecto al dopaje, Blanco hizo hincapié en la nueva ley antidopaje española, aprobada el pasado marzo, “que hemos explicado convenientemente a los miembros del COI”.

“Este es el gran proyecto que España tiene en los últimos años, un proyecto que aúna a todo el país, a las administraciones, a los deportistas, a la sociedad”, enfatizó.

En los próximos días irán llegando a Buenos Aires el resto de miembros de la delegación que apoyará la candidatura, encabezada por el príncipe Felipe, “nuestro gran abanderado”.

También viajará la capital argentina el jugador de baloncesto Pau Gasol, que hablará durante la ceremonia en representación de los deportistas españoles, algunos de los cuales estarán presentes en el evento a través de un vídeo grabado previamente.

“España juega en casa. Estamos en un país hermano”, dijo Blanco en referencia a la celebración de la reunión del Comité Olímpico en Buenos Aires.

“Sin embargo -puntualizó- los árbitros son los jueces del COI”.