Compartir

Blanco aterrizó este lunes en la capital argentina, en la que se siente “como en casa”, procedente de Río de Janeiro, donde participó el pasado domingo en la inauguración del Mundial de Judo.

“He venido en varias ocasiones a Buenos Aires y siempre me he sentido muy a gusto porque son millones los descendientes de españoles que viven aquí. Si me daban a elegir la sede de este Congreso y me decían en España no, sin dudas elegía esta ciudad”, indicó en una entrevista con Efe.

A poco más de una semana de la reunión del Comité Olímpico Internacional (COI) en el hotel Hilton de la capital argentina, Blanco afirmó que no puede “pensar más allá” del 7 de septiembre a las 17.30 hora local (20.30 GMT), “cuando lo único que espero es que Jacques Rogge diga la palabra Madrid”.

“El objetivo ahora será contarles por última vez a los miembros del Comité los beneficios de nuestra candidatura y que somos la mejor alternativa, más allá de que Estambul y Tokio son dos muy buenas propuestas”.

En tiempo de analizar las diferencias con las frustraciones de Singapur para la edición de los Juegos de 2012 o de Copenhague para los Juegos 2016, el presidente del COE optó por ponderar las experiencias.

“Nunca hicimos candidaturas virtuales y, como bien afirma el COI en sus evaluaciones, con diez años de trabajo y el 80 por ciento de las instalaciones construidas creemos que estamos listos para recibir este gran evento deportivo”, afirmó.

Con respecto a la crisis europea y su impacto en la candidatura, fue muy claro: “Se trata de un evento deportivo pero que tiene incidencia tanto a nivel cultural, económico y político”.

“Nosotros explicamos muy bien los réditos que puede generarle estos Juegos al país y a la ciudad, lo que nos vale tener un 82 por ciento de adhesión a esta candidatura”, apuntó.

Con orgullo al recordar el trabajo realizado antes del desembarco en Buenos Aires, Blanco señaló la insignia que lleva en su solapa con el logotipo de Madrid 2020, inspirado en la Puerta de Alcalá, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital española.

“Nosotros le dimos a la Escuela de Bellas Artes el diseño de este logo porque creemos en los jóvenes; no por nada los menores de 35 años, en un 90 por ciento, creen que los Juegos es el mejor proyecto para el país”, indicó.

Ponderando el ejemplo de Barcelona en 1992, el líder del proyecto Madrid 2020 además hizo hincapié en la unidad política que supone esta candidatura.

“A este evento vendrá la Alcaldesa de Madrid, el presidente de la Comunidad de Madrid, el presidente Mariano Rajoy desde el G20 y nuestro emblema, el Príncipe de Asturias en representación del Rey”, explicó.

Sin cábalas ni promesas realizadas, Alejandro Blanco sabe que le queda la recta final hacia la elección.

“No me hago cargo de lo que pueda pasar si somos elegidos y tampoco puedo pensar en la vuelta a casa. Ahora sólo nos queda trabajo, trabajo y más trabajo para hacer este sueño realidad”.