Compartir

Mucho tendrá que trabajar el Valencia para evitar que un grave error en cadena lleve al filial a perder el punto que sumó el sábado contra el Hospitalet (2-2) en el primer partido oficial de la temporada, que además supuso el debut de Nico Estévez en el banquillo del Mestalla.