Compartir

A Carlo Ancelotti le toca elegir en plena guerra civil entre el madridismo: Iker Casillas o Diego López. El capitán idolatrado por el Bernabéu y repudiado por los 'Ultras Sur' o el teórico portero suplente a quien llegó a abuchear la afición del Real Madrid durante el homenaje a Raúl, en el que también se pitó a Benzema y Kaká. Muy pronto ha empezado el Madrid a ponerse nervioso y temer que el con…