Compartir

“Lamentamos mucho, la sociedad salvadoreña lamenta mucho, que esto haya pasado, máxime que se habla no solo de un caso sino de varios casos” de amaño, dijo el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

El prelado expresó que “ojalá que este sea un precedente” para que “no se repitan” episodios como el actual que, consideró es una traición a “la alegría, el interés, la nobleza de un pueblo que siempre apoya a sus deportistas”.

En su conferencia dominical, celebrada en Catedral Metropolitana, Escobar indicó que espera que “este proceder injusto, ilegal y nefasto, como es la compra de voluntades, no se dé en ningún nivel” del país centroamericano.

“Hablando en términos más exactos, afectar la 'Selecta' quizás es lo que menos perjudica a la sociedad salvadoreña comparado con otros intereses donde está en juego (…) el futuro democrático de nuestra nación”, añadió.

La Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut) suspendió el miércoles por 30 días a 22 jugadores por su supuesta relación con sobornos de apostadores internacionales para que la selección nacional perdiera al menos cuatro partidos entre 2010 y 2012.

La Fesfut anunció la semana pasada que la selección mayor salvadoreña no jugará hasta que se esclarezca la venta de partidos.

El presidente, Mauricio Funes, pidió esta semana que se investigue también a los dirigentes del fútbol nacional.