Compartir

En Barcelona están preocupados con el físico de Leo Messi. Desde el club tratan de arroparle y apartarle de la presión mediatica, mientras Tata Martino no desvela si jugará mañana contra el Málaga o descansará pensando en el partido de vuelta de la Supercopa frente al Atlético.