Compartir

El Athletic Club de Bilbao fue por una noche 'de San Sebastián' para recibir al Atlético Osasuna. Y el exilio en casa del vecino por las obras del Nuevo San Mamés no pudo terminar mejor para los bilbainos, que ganaron 2-0 acostándose líderes provisionales de la Primera, no sin antes vestir de rojiblanco las gradas de Anoeta y las calles de San Sebastián. Casi 20.000 hinchas del Athletic tomaron du…