Compartir

“Cuando Valverde me dijo que no contaba conmigo ya me comentó que tenía la opción del Celta. Todo el mundo me ha hablado muy bien de la cuidad y del club. Tenía alguna otra oferta pero ésta era la mejor. Tenía ganas de venir ya porque allí no tenía ninguna opción”, ha indicado el futbolista vasco en rueda de prensa.

Aurtenetxe, que esta mañana completó su primer entrenamiento a las órdenes de Luis Enrique, se ha mostrado “muy ilusionado” por esta nueva etapa, además de destacar el “gran ambiente” que se ha encontrado en el vestuario de Balaídos.

“El vestuario me ha acogido muy bien, me he dado cuenta de que esto es como una familia porque todos se llevan muy bien”, ha afirmado el futbolista, quien podría debutar con la camiseta celeste el próximo domingo ante el Betis en el Benito Villamarín.

“La pretemporada la he estado haciendo con el Athletic y físicamente me encuentro muy bien. A pesar del empate ante el Espanyol, las sensaciones fueron muy buenas. Me gustó mucho el equipo. Yo puedo jugar tanto de central como de lateral, ahora es el míster el que tiene que decidir donde me ve mejor”, ha apuntado.

Por su parte, el director deportivo del Celta, Miguel Torrecilla, ha asegurado que con su fichaje cumplen el objetivo que se habían marcado de contratar a “un jugador que tuviera la polivalencia de jugar de central y en ocasiones de lateral”.

“En estos últimos años su posición más habitual ha sido la de lateral izquierdo pero en sus años de formación ha jugado como central. Es un jugador con una buena salida de balón y se adapta perfectamente a esa polivalencia que estábamos buscando”, ha subrayado Torrecilla.

Asimismo, el director deportivo ha desvelado que la llegada del futbolista vasco es “una cesión sin opción de compra” y que el internacional sub'21 no podrá jugar contra su anterior equipo.