Compartir

“Leo tuvo una contusión y, a partir de eso, la molestia. Seguramente le seguirán haciendo los estudios correspondientes para ver la gravedad de la lesión”, dijo el técnico en rueda de prensa al respecto de la sustitución de Messi por Cesc Fábregas en el intermedio del encuentro disputado en el estadio Vicente Calderón.

“Independientemente de si es una final, que son los primeros 90 minutos de una final, cuando hay una lesión y al jugador le impide maniobrar con comodidad no tiene mucho sentido dejarlo dentro de la cancha”, continuó.