Compartir

La victoria dejó a los Bravos con la marca de 77-49, líderes de la División Este del “Viejo Circuito” y la mejor de las Grandes Ligas.

La nota negativa de la jornada para los Bravos fue ver como su jardinero derecho Jason Heyward recibió un pelotazo en la mandíbula derecha que lo dejó tendido en el suelo y luego tuvo que ser llevado a un hospital local para que le hiciesen exámenes que pudiesen determinan los efectos del golpe recibido.

Heyward fue golpeado por una recta de 90 millas por hora del pitcher de los Mets, Jonathon Niese, y permaneció tendido boca arriba por unos tres minutos, hasta que lo ayudaron a ponerse de pie.

El jardinero de los Bravos salió del campo por su propio pie, pero tuvo que hacerlo de forma muy lenta, mientras era acompañado por un preparador físico, y luego llevado a un hospital para que le tomasen radiografías.

Los Bravos con amplia ventaja en el Este de la Liga Nacional (15,5 juegos), se beneficiaron de un sencillo impulsador de Freddie Freeman y otra buena apertura del novato Alex Wood al dividir la serie de dos juegos para su vigésimo triunfo en 24 juegos.

El equipo de Atlanta también se aprovecharon de una polémica decisión en la décima entrada.

Acto seguido, Johnson pegó su jonrón por el jardín izquierdo ante el relevista Greg Burke, y la derrota fue para el también lanzador intermedio Scott Atchison (3-2).

La victoria se la quedó el relevista intermedio venezolano Luis Avilán (5-0), que lanzó el noveno episodio sin permitir anotación aunque cedió un imparable y dio dos bases por bolas.