Compartir

El espectacular tanto de tijera en el estadio al que Griezmann acudía de pequeño puede suponer un gran paso adelante en la consagración profesional del rubio jugador, que llama a la puerta de la selección absoluta.

Los medios franceses no escatiman en elogios hacia el jugador realista, al calificar el gol de “sublime” “asombroso” o “probablemente el mejor tanto que se va a lograr en Champions esta temporada”.

Los medios deportivos que siguen a la Real no se quedan atrás y hablan de “genial finalización”, “obra maestra” o “soberbio” para definir el gol de Griezmann.

En el 0-2 con el que la Real deja muy encarrilado su pase a la fase de grupos de la Champions League volvieron a brillar, por otro lado, los jugadores foráneos, -el triángulo Griezmann, Vela, Seferovic- que vuelven a poner en evidencia el buen ojo de los gestores deportivos blanquiazules, sobre todo Lorenzo Juarros “Loren”, a la hora de reforzar el equipo en las últimas temporadas.

Seferovic culmina una semana que recordará toda su vida, con la victoria y su protagonismo ante Brasil con la selección suiza, el tanto que significó el 2-0 al Getafe, también de gran calidad, y el gran gol en el estadio de Gerland que asombró también a todos los aficionados.

Las comparaciones comienzan a producirse con el gran Darko Kovacevic, otro tipo de futbolista en cuanto a forma de juego pero también certero en los últimos metros y que fue la referencia de los donostiarras en su anterior y primera andadura de Champions.

Kovacevic marcó dos goles en la fase de grupos ante el Olympiakos y el Galatasaray en la última comparecencia europea de los donostiarras y Seferovic va camino de mejorar el registro del ariete serbio que terminó su carrera en Grecia.

La Real no tendrá mucho tiempo para disfrutar de esta gran victoria porque desde hoy prepara el partido contra el Elche en el que Jagoba Arrasate deberá de mover el banquillo para dar descanso a sus mejores hombres.