Compartir

El vicepresidente del Gobierno valenciano, José Císcar, condicionó ayer la continuidad de la Fórmula 1 en el circuito urbano de Valencia a que se produzca «una rebaja sustancial» del canon que se paga por acoger la carrera.