Quantcast
viernes, 27 noviembre 2020 7:25

Albert Rocas señala que “irse del Barcelona es como irse de su casa”

“Irme del Barcelona es como irme de mi casa”, ha confesado Rocas, quien ha asegurado que, “desde pequeño”, su sueño siempre fue jugar en el conjunto catalán.

“Doy las gracias al club por haberme facilitado las cosas, a Xavi Pascual, mi entrenador, por todo lo que ha hecho por mí como jugador y por lo que me ha ayudado siempre. Nunca ves el final de tu carrera en el Barça, pero creo que llega un momento en las cosas deben salir como deben de salir”, ha explicado en la rueda de prensa de su despedida.

Rocas ha afirmado que echará “de menos” a su compañeros, que la decisión de marcharse no ha sido nada fácil, pero que su familia le ha apoyado en todo momento: “Espero volver a seguir disfrutando de este equipo aunque esté lejos. Es el mejor equipo del mundo e irme del mejor equipo del mundo es muy, muy difícil”.

El Kolding danés ha ofrecido al extremo catalán un contrato por cuatro temporadas, otro factor importante en su decisión, “porque es un contrato largo y esa garantía era lo mejor para mi familia. Ha sido una decisión tomada con la cabeza; si la hubiese tomado con el corazón no me hubiese ido”, ha argumentado.

En la rueda de prensa de su despedida han estado presentes el director responsable de la sección de balonmano azulgrana, Eduard Coll; el técnico del equipo, Xavi Pascual, y todos los componentes de la plantilla barcelonista.

“Esto no estaba previsto, ha ido muy rápido. El miércoles de la pasada semana nos comunicó que tenia una oferta importante. Llevaba seis años en el club y le agradecemos lo que ha hecho como profesional y como persona”, ha manifestado Coll.

Por su parte, Pascual ha lamentado “perder un jugador como Albert, pero sobre todo perder una persona tan importante dentro del grupo”.

El extremo gerundense, de 31 años, viajará esta tarde a Copenhague y mañana por la mañana pasará revisión médica para ser presentado posteriormente como nuevo jugador del equipo nórdico.

Nacido en Palafrugell (Girona) el 16 de junio de 1982, Albert Rocas se formó en el equipo local CH Garbí Palafrugell, de donde pasó al BM Granollers (1997-2000), BM Valladolid (2000-2003) y Portland San Antonio (2003-2007). En la temporada 2007-2008 fichó por el Barcelona, club donde ha militado las seis últimas temporadas.

Su palmarés como azulgrana es extenso: una Liga de Campeones (2011); tres ligas ASOBAL; (2011, 2012 y 2013); dos Supercopas de España (2009, 2010); tres Copas ASOBAL (2009, 2011, 2012) y dos Copas del Rey (2009 y 2010).

Ahora, inicia una nueva etapa en el extranjero, como otros diez de los dieciséis jugadores españoles que ganaron el pasado Mundial. “En 2005, todos los que ganamos el Mundial jugábamos en la liga ASOBAL. Si me hubieran dicho que ocho años después estaríamos casi todos fuera hubiese dicho que la gente estaba loca. Este mundo laboral es muy complicado”, ha señalado.

Comentarios de Facebook