Compartir

El propio campeón olímpico, el polaco Tomasz Majewski, escribió, tras la ronda de calificación, que Whiting, autor de los cuatro mejores lanzamientos del año -dos de ellos por encima de los 22 metros-, estaba demasiado fuerte como para batirlo este año, pero Storl, actual subcampeón olímpico, opinaba de forma bien diferente.

Nadie más que Whiting, cuya mejor marca es de 22,28, ha superado los 22 metros esta temporada. En la anterior ganó el título mundial en pista cubierta, pero fracasó en los Juegos de Londres, donde sólo fue noveno.

Este año, la única vez que Whiting lanzó menos de 21 metros fue derrotado por su compatriota de 35 años Reese Hoffa, campeón mundial en 2007 y que en Moscú pretendía convertirse en el medallista de más edad en esta prueba, pero se quedó a 12 centímetros de lograrlo.

Whiting empezó impetuoso, con 21,57 en el primer tiro pero se difuminó a continuación, mientras que Storl alcanzó su explosión en la cuarta ronda.

El canadiense Dylan Armstrong, con un lanzamiento de 21.34 en el penúltimo turno, se alzó con la medalla de bronce, en tanto que el argentino Germán Lauro terminaba séptimo con los 20,40 de su cuarto esfuerzo, justo por detrás del campeón olímpico Majewski (20,98).

Estados Unidos había ganado el título mundial de peso en tres de los cuatro últimos Mundiales pero siempre con atletas diferentes.