Compartir

Ya es un clásico en Mestalla. Un año más el Valencia tendrá que reinventarse tras la salida de varios de sus efectivos, entre ellos su estrella, Roberto Soldado. La plantilla blanquinegra deberá adaptarse al nuevo sistema de Miroslav Djukic, un histórico que regresa para sustituir a Valverde. El objetivo es volver a la 'Champions' y llegar lejos en la Liga Europa. Además, el club espera que amainen los problemas institucionales o que, al menos, no salpiquen demasiado al área deportiva.