Compartir

Al no poder pagar la Fundación los intereses, Bankia se convertirá en dueño del club mientras no se reponga el aval, y por eso existe el peligro de que la entidad quiera deshacerse de la propiedad del Valencia. Salvo y Martínez están tranquilos. «No tememos que Bankia ponga en venta el club, no hay que tener miedo. El Valencia a Bankia no le debe nada, estamos al corriente de los pagos, el banco v…