Compartir

Usain Bolt tendrá que correr mucho en los 200 metros si quiere robar el gran momento de los Campeonatos del Mundo a Yelena Isinbáyeva, una atleta inolvidable que en su despedida, a los 31 años, cuando parecía en franca decadencia, fue capaz de rescatar el enorme talento que ha regalado durante años para escribir el guión perfecto de su retirada. Porque no fue únicamente que la atleta rusa se jubil…