Compartir

A todo se acostumbra el ser humano, también a tener un equipo de Segunda B en un pueblo de 6.500 habitantes que jamás soñó con estar ahí. Quizás por eso la presentación pública del conjunto blanquiazul, ayer en el cine-teatro de la localidad cacereña, no tuvo la afluencia del año pasado, cuando lo que todos en el pueblo conocen como el corral de comedias se quedó pequeño para asistir al acontecimi…