Compartir

La rusa Yelena Isinbáyeva logró su tercer título mundial de salto con pértiga, este martes en el Mundial de Moscú-2013, tras sus triunfos en 2005 y 2007, al imponerse tras lograr su mejor salto de la temporada (4,89 metros), y luego intentó batir su propio récord del mundo con el salto de 5,07 metros.

La cubana Yarisley Silva se hizo con el bronce (4,82), la misma marca que la estadounidense Jennifer Suhr, que se hizo con la plata al haber realizado menos intentos.